Reseña: ¿De qué se trata Shen Yun?

Reseña: ¿De qué se trata Shen Yun?
2018/05/28

Por Evan Mantyk

Las publicidades están en todas partes. Si no lo has visto, simplemente no has estado prestando atención. Una imagen de colores brillantes presenta a una mujer de etnia china haciendo una pose en el aire. ¿Pero de qué se trata Shen Yun? ¿Qué involucra el espectáculo? Ya seas un poeta, un artista de cualquier índole o simplemente una persona interesada en comprar una entrada, una mirada más de cerca revela un visión artística.

¿Qué es Shen Yun?

Como sugiere el anuncio, la danza es la atracción principal. Danza clásica y danzas folclóricas de las muchas etnias de China se despliegan al compás de una orquesta en vivo que combina instrumentos chinos y occidentales. Son potenciados por una variedad de vestuarios y accesorios y un telón de fondo animado con el que interactúan los bailarines. En momentos más contemplativos, vocalistas cantan líricamente en chino y un solista puede llegar a tocar el erhu de dos cuerdas. El viaje a través de unas docenas de cuadros es guiado por dos anfitriones sonrientes que hablan fluidamente tanto chino como el idioma local donde se presenta Shen Yun.

La orquesta de Shen Yun

He llevado a mi familia, que incluye a dos niños pequeños, a ver Shen Yun los últimos años. En una palabra, nos encanta. (Puedes leer mis poemas sobre ello “Me encanta la danza” y “Al ver Shen Yun”). Pero hay más en este artículo que simplemente otra reseña individual o una maravillosa experiencia familiar.

Shen Yun fue fundado en 2006 por un grupo de chinos en Nueva York que estaban escapando de la persecución por el régimen comunista en China. Su historia de fondo no es diferente a la del Renacimiento, cuando los eruditos griegos escaparon del Imperio Otomano invasor en el siglo XV y terminaron llevando su antigua cultura a las costas artísticamente fértiles de Italia. Ahora, la China antigua ha renacido, ¿y en qué otro lugar si no en Estados Unidos?

¿Qué es la danza clásica china?

Si hay una estrella del espectáculo, esa es la danza clásica china. La escuela clásica de danza con la que estamos más familiarizados en Occidente, el ballet, fue desarrollado en la gran corte del Rey Luis XIV de Francia, hace menos de 400 años. No obstante, la danza clásica china es esencialmente una antigüedad invaluable que se remonta al menos 3000 años, durante las grandes cortes de los emperadores chinos. Imagine antiguas estatuas griegas o egipcias en un museo cobrando vida y demostrando para usted las formas de danza de sus avanzadas culturas que luego se perdieron. Eso le da una idea aproximada del vasto valor histórico que apareja Shen Yun.

Cynthia Paniagua, coreógrafa y bailarina de ballet y folclore que vio la producción de 2018 en el Lincoln Center en la ciudad de Nueva York, dijo “Me encantó absolutamente. Me fascinó. Como bailarina y coreógrafa, simplemente me dejé llevar por la gracia, la belleza, la cultura… y la técnica también fue simplemente perfecta. Historia, espiritualidad, todo está allí”. (Todas las citas del público son de La Gran Época).

Athol Willoughby, renombrado ex bailarín de ballet que recibió la Medalla de la Orden de Australia, vio la producción de 2017 en Melbourne y dijo: “Creo que es simplemente mágico. Esta es la cuarta vez que veo a la compañía de Shen Yun y no puedo creer cuán perfectos son. Iba a dejar de venir porque no puedo soportar el hecho de que sean tan perfectos. Me da celos. Si solo pudiéramos lograr esa perfección en el ballet clásico. Intentamos pero de una u otra manera simplemente no lo logramos”.

La danza clásica china tiene su propio sistema o escuela de danza y contiene un deslumbrante surtido de volteretas, saltos, técnicas acrobáticas y posturas difíciles que resulta ser el origen de muchas de las espectaculares técnicas acrobáticas y gimnásticas chinas que probablemente haya visto en otra parte.

Representación por Shen Yun del héroe de la Dinastía Han, Han Xin.

Además, la danza clásica china involucra un componente de actuación que probablemente no haya visto en ningún otro lugar. Se presta a narrar historias, algo como una mezcla de ballet y Shakespeare: la gracia y la elegancia de la forma humana por un lado y por el otro divertidas técnicas teatrales que pueden ser increíblemente dramáticas o jocosamente cómicas.

El famoso actor y comediante Tim Allen, que vio la producción de 2017 en Los Ángeles, dijo: “Entiendo el sentido del humor, parece no ser específico de ninguna cultura. La comedia es comedia y me encanta la comedia musical. Puedo distinguir inmediatamente cuando algo es gracioso incluso a pesar de que no hablo chino. Es totalmente maravilloso”.

Así, alrededor de la mitad de los cuadros nos sumergen en una narración, desde antiguas leyendas de héroes y doncellas hasta escenas de novelas clásicas. Los cuadros más conmovedores son tal vez aquellos que representan escenas modernas donde practicantes pacíficos de Falun Dafa son perseguidos en la China comunista.

El cardenal Joseph Zen Ze-kiun de la Iglesia Católica de Hong Kong, que vio la producción de 2017 en Taiwán, dijo: “Creen profundamente en la verdad, pero lo hacen de una forma pacífica. Tienen esperanza de que incluso aquellos que hicieron el mal puedan en última instancia entender y alejarse de sus fechorías. Esto es diferente de una lucha política por poder; ellos perseveran debido a su fe”.

Una profunda historia para la era moderna

Las variadas clases de cuadros se unen bajo una profunda historia enmarcada en el Creador viniendo a la Tierra para impartir el arte y la cultura clásicos que hoy en día están bajo ataque. Es una historia emocionante tanto dentro como fuera del escenario, dado que Shen Yun de hecho está prohibido en China y hay detallados reportes de acoso y de campañas anti Shen Yun llevadas a cabo por los consulados chinos y los medios de comunicación chinos en el extranjero alrededor del mundo.

La historia espiritual contiene un mensaje emotivo que resuena a través de los idiomas, las culturas y los grupos de edades, ganándose el elogio de comunidades artísticas alrededor del mundo –desde el Lincoln Center en Nueva York hasta el Teatro dell’Opera de Roma, teatros en Japón y Taiwán. Y es un fenómeno mundial: viajando a 20 países en cuatro continentes con una nueva producción cada año, las cinco compañías de gira de Shen Yun están creando lo que literalmente podría ser el espectáculo más grande de la Tierra.

Hay algo universal en la cultura china de 5000 años de antigüedad, como puede verse en lo común que son los barrios chinos, la comida china y las artes marciales en casi cada esquina del mundo desarrollado. Ahora Shen Yun parece estar revelando una nueva capa de cultura que la gente rápidamente está identificando como evidentemente hermosa y sublime.

Tomemos como ejemplo, las penetrantes palabras finales de lo que tal vez sea la obra clásica más famosa escrita en Occidente, la Novena Sinfonía de Beethoven:

¿No presientes, oh mundo, a tu Creador? (Ahnest du den Schöpfer, Welt?)
Búscalo más arriba de la bóveda celestial (Such ihn überm Sternenzelt)

Esta letra (escrita originalmente por el poeta alemán Friedrich Schiller) encaja perfectamente con la temática de Shen Yun.

Como parte del público, el Dr. Henry Wall recientemente señaló luego de ver la producción de 2018 de Shen Yun en Texas: “Hay un Creador, quiere que seas salvado y que vayas al Cielo, si eres bueno entonces irás al Cielo. Estos conceptos divinos, tradición, familia, para mí es muy bueno que una cultura tenga esas cosas”.

Actualmente, en un mundo donde las artes clásicas a menudo luchan para sobrevivir y las formas de arte nuevas y bizarras son difíciles de digerir, la idea de una cultura divina de clara belleza hecha por el Creador, que ahora está bajo ataque –como literalmente lo está por el régimen comunista chino– tal vez sea la historia más grande de nuestros tiempos.

La actriz ganadora del Oscar, Cate Blanchett, dijo luego de ver Shen Yun en Sídney, Australia: “Exquisitamente hermoso… El nivel de habilidad, pero también el poder de los arquetipos y de las narrativas fueron sorprendentes”.

¿Es Shen Yun propaganda de Falun Dafa?

A pesar de la acusación, Shen Yun no es propaganda de Falun Dafa. Del mismo modo, el Mesías de Handel y el “Salvator Mundi” de da Vinci (cuya imagen se acompaña) no son propaganda cristiana, Disney World no es propaganda de Disney y las películas de Thor no son propaganda de la mitología nórdica. El arte y el entretenimiento hablan por sí mismos. (Aunque si utilizamos la definición de Merriam Webster, todos estos técnicamente pueden ser propaganda. Me refiero al sentido negativo de la palabra).

Falun Dafa, también conocido como Falun Gong, es una práctica espiritual pacífica perseguida brutalmente por el régimen comunista en China. El régimen totalitario utiliza propaganda destructiva contra Falun Dafa. Según Shen Yun, muchos de sus artistas practican Falun Dafa y muchos artistas y sus familiares sufrieron la persecución en China.

Aparentemente, los críticos que hicieron tales afirmaciones demonizantes no ven la imagen más amplia y no pueden distinguir la propaganda real –que es un crimen contra toda la humanidad– de artistas pacíficos expresándose a sí mismos con valentía extraordinaria. Es un terrible paso en falso el que hicieron estos críticos. Sospecho que están cegados por la extrema corrección política e, irónicamente, una nueva forma de intolerancia. El público sin ninguna intención oculta puede ver qué es realmente Shen Yun.

Kieth Merrill, cineasta ganador del Oscar, vio Shen Yun en California y dijo: “En el mundo de hoy en el que todos están siendo tan políticamente correctos y tan cuidadosos con expresar sus puntos de vista, con ser quienes son y con tener fe, me encanta cuando alguien tiene el coraje de sobresalir, de hacer una gran presentación comercial como esta y dejar muy en claro quiénes son. Son personas de fe… y los aplaudo por ello”.

¿Qué es Falun Dafa?

Falun Dafa es una de las muchas prácticas de qigong o cultivación de China que fueron legadas de forma privada. Fue hecha pública por el Maestro Li Hongzhi en 1992. Se hizo enormemente popular hasta que fue prohibida en 1999 por el Partido Comunista Chino, que vio la espiritualidad de Falun Dafa como una amenaza a su gobierno oficialmente ateo. Las violaciones de derechos humanos detalladas por Freedom House, Amnistía Internacional e incontables relatos de testigos presenciales, son verdaderamente atroces y un asunto de urgencia.

Fotografía de practicantes de Falun Gong antes de ser arrestados

Para comprender mejor el desacierto de llamar a Shen Yun propaganda de Falun Dafa, uno solo tiene que analizar el nombre de Falun Dafa. La primera palabra, “Falun” literalmente significa “Rueda de la Ley” y se refiere a un símbolo bastante parecido a la esvástica que se utiliza desde hace mucho tiempo en el Budismo. Incluso antes de que emergiera el Budismo hace 2500 años, el símbolo era ampliamente usado en la antigua India y también puede ser encontrado en culturas de todo el mundo, desde la antigua Grecia hasta los nativos americanos. Antes de que los nazis utilizaran la esvástica, era considerada como un símbolo de buena suerte en todo el mundo.

La palabra “Dafa” simplemente significa “Gran Vía” o “Gran Ley” –no es diferente de la frase de moda “El Dao de…” que significa “El Camino de…”– “Vía” o “Ley” son simplemente formas comunes de identificar un camino espiritual y principios espirituales en culturas alrededor del mundo. Así, a pesar de que su nombre suene extranjero, Falun Dafa es una adecuada representación de las aspiraciones espirituales del hombre.

La cultura china antes del comunismo

También es fundamental comprender que Falun Dafa mismo es representativo de la cultura china, que fue siempre profundamente espiritual antes de que el comunismo tomara el poder en 1949 y activamente comenzara a destruir la cultura tradicional durante la Revolución Cultural en las décadas de 1960 y 1970.

Shen Yun representa al Rey Mono de Viaje al Oeste

El emperador era “El Hijo del Cielo”, el cambio social era “El Mandato del Cielo” y los fundadores de la medicina, escritura y música chinas eran considerados como dioses en la Tierra. Las enseñanzas de Falun Dafa involucran conceptos budistas y daoístas que son comúnmente encontrados a lo largo de los miles de años de cultura china. Por ejemplo, la famosa novela china Sueño en el pabellón rojo por Cao Xueqin está enteramente compuesta por un monje budista y un sacerdote daoísta hablando entre ellos, con ideas de karma, predestinación y reencarnación. La otra novela china famosa, Viaje al Oeste por Wu Cheng’en, tiene a monjes budistas en una peregrinación como personajes protagónicos. ¡Solo imagina si el Príncipe Hamlet, Robinson Crusoe y el Conde de Montecristo fueran monjes cristianos! Esa es la profundidad espiritual de la cultura china antes del comunismo.

Para nosotros en Occidente, que crecimos en sistemas educativos en los que enseñar la evolución de Darwin es obligatorio y enseñar la creencia en un Creador grande y bondadoso es considerado escandaloso, es difícil imaginar cómo son culturas espirituales como esta. Shen Yun nos da una excursión a este mundo maravillosamente encantador y profundamente fascinante de la antigua China. Intentar encajarlo en una caja moderna occidentalizada es un ejercicio mucho menos gratificante que simplemente maravillarse con lo que nos puede contar sobre las placas tectónicas que se mueven debajo de nuestras civilizaciones y culturas.


Actualización del 3 de febrero: Reseñas de otros poetas sobre Shen Yun

La historia y estética de Shen Yun están resonando en el mundo de las artes. Luego de publicar el artículo de arriba, me encontré con una serie de otros poetas que dejaron sus comentarios luego de ver un espectáculo de Shen Yun. Lo que es interesante es que suelen comparar el arte de Shen Yun con la disciplina y el ojo entrenado para la belleza que implica escribir poesía.

“Es poesía física. Es poesía a través de la danza”, dijo Victoria Chang, una galardonada poeta y escritora estadounidense. “Si miras con mucha atención, puedes ver cómo cada movimiento es muy preciso, entrenan muy duro para hacerlo ver fácil”.

El célebre poeta australiano Rod Moran dijo: “Creo que hay una muy, muy impresionante y maravillosa poesía al respecto. Todo, desde el vestuario hasta la música, las historias y la belleza pura de la danza son simplemente asombrosos. Como digo, parece ser parte de un poema gigante. Es hermoso”.

Actualización del 27 de febrero: Agotado en Ciudad de Nueva York y Londres

El creciente éxito de Shen Yun alrededor del mundo continúa reforzando su ascenso artístico y un cambio en las artes del mundo. Ver cómo Shen Yun se agotó en dos ciudades que hoy en día tienen los estándares más altos para las artes occidentales es evidencia de esto.

El mes pasado, Shen Yun tuvo una serie de funciones agotadas en la ciudad de Nueva York, en el Teatro David H. Koch del Lincoln Center –hogar de la Ópera Metropolitana, del Teatro de Ballet Americano, de la Filarmónica de Nueva York y del Ballet de la Ciudad de Nueva York.

Luego del espectáculo en Nueva York, el galardonado fotógrafo internacional Alexander Berg dijo: “Narración a través del movimiento, no se utilizó idioma hablado, y la narrativa realmente funcionó. Y aquí estamos, gente de todas nacionalidades diferentes. Había gente hablando español al lado mío y creo que todos entendimos la historia, la historia visual”.

Al otro lado del charco, Shen Yun tuvo otra serie de funciones agotadas este mes en Londres. El galardonado actor Martin Freeman, conocido por sus roles protagónicos en la trilogía “El Hobbit”y el drama criminal “Sherlock”, dijo: “Fue encantador, realmente habilidoso, me encantó el color, me encantó la música”. Llevó a su hija y dijo que estuvieron “Cautivados… ¡nos mantuvo atentos por dos horas y eso es algo bueno!”

Las funciones en Florencia y Roma, Italia, programadas para el mes que viene, ya están agotadas.

Artículo original aquí.