5 lecciones que podemos aprender de Shen Yun

5 lecciones que podemos aprender de Shen Yun

Shen Yun Performing Arts lleva al público a un reino de belleza, bondad y gracia. En la foto, una danza étnica tibetana. (Shen Yun Performing Arts)

2018/12/12

En los últimos 12 años desde que se estableció Shen Yun Performing Arts, he visto numerosas presentaciones y escuchado cientos de entrevistas al público. Declaraciones como “perfección”, “divino” y “hermoso” son la norma. Muchas personas se mostraban radiantes de felicidad y otras se conmovían profundamente, con lágrimas en los ojos. La mayoría de las personas entrevistadas quedaban profundamente agradecidas por la oportunidad de ver Shen Yun, lo que me hace reflexionar: ¿qué tiene Shen Yun que resuena tan profundamente en los corazones de las personas?

Fundada en 2006 por un grupo de artistas chinos de élite en Nueva York, Shen Yun se ha convertido en la principal compañía de danza y música clásica china del mundo. Según el sitio Internet de la compañía, su misión es “revivir el mundo perdido de la cultura tradicional china y compartirla con todos”. De hecho, Shen Yun ha actuado en algunos de los teatros más prestigiosos del mundo y ha llegado a millones de personas.

Sin embargo, más que la belleza y la cultura, esta compañía de artes escénicas nos recuerda nuestras aspiraciones más internas de bondad, autenticidad y lo divino. La experiencia de Shen Yun no se termina en el teatro; ofrece lecciones que podemos aplicar a nuestras propias vidas todos los días, una profunda sabiduría que a menudo se pierde en nuestro mundo mercantilizado.

Aquí hay cinco lecciones importantes que podemos aprender de Shen Yun:

Establecer un nivel elevado

Shen Yun presenta espectáculos de belleza perfecta. El nombre “Shen Yun” se traduce como “la belleza de los seres divinos al bailar”. Cada detalle en una actuación está detalladamente organizado para que concuerde con las elevadas aspiraciones de su nombre, desde el vestuario hasta los fondos del escenario. Shen Yun presenta una danza clásica china que se remonta a miles de años atrás y se ha convertido en uno de los sistemas de danza más completos del mundo. Al ver su espectáculo, los espectadores se asombran al ver que los artistas demuestran una facilidad y gracia increíbles al realizar movimientos técnicos que requieren fuerza y ​precisión.

Los artistas de Shen Yun realizan una entretenida danza con pañuelos voladores. (Shen Yun Performing Arts)

Otro punto destacado de Shen Yun es su orquesta, de características únicas, que ha fusionado magistralmente las melodías orientales tradicionales con los arreglos orquestales occidentales. La orquesta tiene tanto éxito que el público ha pedido que tuviera su propia gira de conciertos.

Al ver Shen Yun nos damos cuenta de que la excelencia técnica, el arte de destreza superior y la belleza consagrada son posibles de alcanzar sobre el escenario. Es el tipo de inspiración divina que los artistas de todas las épocas solían esforzarse en alcanzar. A la vez, establece un estándar alto para nuestras propias vidas: nos pide que reflexionemos sobre cómo podemos aportar una mayor belleza, calidad e integridad en nuestro propio trabajo.

Mejora del carácter

A lo largo de la historia humana, las civilizaciones más grandes han puesto énfasis en cultivar el carácter. Antiguamente se creía que solo una persona con integridad podría lograr grandes hazañas, y los artistas de Shen Yun así lo demuestran. Los artistas no solo trabajan rigurosamente en sus técnicas, sino que también se esfuerzan por mejorar como seres humanos.

En el escenario, Shen Yun da vida a seres divinos, antiguos héroes y sabios maestros. Para transmitir plenamente las cualidades de estos personajes, los artistas tienen que cultivar estos valores en sus propias vidas, y eso puede explicar por qué las danzas son tan conmovedoras. Según el sitio Internet de la compañía, la autodisciplina de los artistas es “notable, y ellos creen que la manera de crear un arte bellamente sublime es cultivando el corazón”.

Desafortunadamente, el énfasis en el carácter se ha ido diluyendo gradualmente en la sociedad actual, y cada vez damos más importancia a la innovación superficial. Pero en realidad, si uno realmente observa a algunas de los personajes más consumados de la historia, son personas que han desarrollado un carácter superior y realmente se han preocupado por servir a los demás.

Shen Yun es un gran recordatorio de que la verdadera belleza solo puede ser alcanzada por personas de buen carácter, una lección digna.

Rememorar la cultura tradicional

La cultura occidental tradicional es relativamente conocida en nuestra sociedad, sin embargo, los 5000 años de civilización china siguen siendo un misterio para muchos de nosotros. Su historia es un rico tapiz de cultura tradicional. En la antigua China, la gente en diferentes profesiones solía sentarse en meditación y trabajar en mejorar su carácter. Muchas de las figuras renombradas en la historia china eran cultivadores, creyentes espirituales que se esforzaban por elevar su moralidad para alcanzar reinos superiores de sabiduría.

Una escena de una actuación de Shen Yun. Un hombre tropieza accidentalmente en un antiguo campo de entrenamiento taoísta y aprende a dominar el arte del tiro con arco. (Shen Yun Performing Arts)

Los antiguos chinos creían que su cultura fue impartida por seres divinos, es decir, que muchas de sus tradiciones y creencias fueron transmitidas por los dioses. El propósito era que los humanos vivieran una vida sobresaliente y algún día regresaran a sus hogares celestiales.

A través de la danza, la música, el vestuario y el telón de fondo, Shen Yun da vida a esta creencia en lo divino. Al mismo tiempo, su arte nos recuerda nuestra herencia compartida: valores como la verdad, la bondad, la tolerancia, la valentía y el respeto hacia los demás. Aunque Shen Yun presenta cultura china, se trata fundamentalmente de cultura humana.

El poder de la cooperación

Cuando se trata de cooperación, los artistas de Shen Yun la dominan tanto como su técnica, haciendo que muchas veces el público destaque su perfecta coordinación. Según las entrevistas en vídeo en su sitio web, los artistas lo logran porque realmente creen en la misión de la compañía de revivir la cultura tradicional. Esto los impulsa a aspirar constantemente a ayudarse mutuamente para tener éxito.

Esta cooperación también se ve en la música. Shen Yun ha fusionado las tradiciones de Oriente y Occidente mediante la integración de instrumentos chinos tradicionales como la pipa y el erhu en una orquesta sinfónica occidental. Ambos sistemas musicales tienen cualidades particulares, pero Shen Yun los combina a la perfección, creando un sonido rico y armonioso que toca el corazón.

Las danzas de Shen Yun llevan el acompañamiento de una orquesta única que reúne las tradiciones musicales orientales y occidentales. (Shen Yun Performing Arts)

Para lograr esto, los compositores y músicos deben comprender completamente las características de cada sistema y comprender cómo pueden integrarlas a la perfección. Por lo tanto, Shen Yun presenta una lección de tolerancia, apertura mental y comunicación que, si la aplicáramos a nuestras vidas, seguramente nos daría grandes resultados con el tiempo.

La creencia en lo divino

La cultura tradicional china está anclada en una creencia en lo divino. A lo largo de la historia, los chinos han sido personas profundamente espirituales, con sus valores arraigados en las tradiciones del budismo, el taoísmo y el confucianismo. Este rico patrimonio fue casi destruido por el Partido Comunista Chino (PCCh). Desde que tomó el poder en 1949, el PCCh ha descartado la creencia en los dioses, calificándola de superstición, al tiempo que ha distorsionado los valores morales. En el esquema del PCCh, los justos son perseguidos y los malhechores son exaltados. Además ha alentado a los niños a traicionar a sus padres, a los esposos y esposas a engañarse entre sí, y a los estudiantes a atacar a los maestros y a toda la cultura tradicional.

El valor de lo divino, que solía ser central en la sociedad durante la mayor parte de la historia humana, también ha sido atacado en la sociedad occidental por una perspectiva cada vez más materialista.

Una escena de Shen Yun Performing Arts. Los seres divinos celebran la apertura de la puerta celestial. (Shen Yun Performing Arts)

Hoy, si no fuera por Shen Yun, este rico patrimonio se perdería para el mundo. Shen Yun lleva al escenario la gloria y la belleza de las tradiciones, y muestra la importancia de lo divino para ofrecer a las personas esperanza, tanto en esta vida como en el futuro. Probablemente esa es la razón por la que muchas personas se conmueven tan profundamente que algunas incluso derraman lágrimas. Es una cuestión para reflexionar sobre nuestras propias vidas al meditar sobre nuestra propia relación con lo divino, así como sobre nuestro papel en este mundo.

Estas son algunas de las lecciones que nos ofrece el espectáculo de Shen Yun, y dado que la compañía presenta un show nuevo cada año, podemos continuar explorando la cultura y absorbiendo sus lecciones, de manera más profunda, año tras año.

La compañía lanzó su temporada 2019 el 12 de diciembre de 2018 en Berkeley, California, con actuaciones programadas en todo el mundo. Para más información, visite: ShenYun.com

La Gran Época considera a Shen Yun Performing Arts como el evento cultural más importante de nuestro tiempo y ha cubierto los comentarios del público desde la creación de la compañía en 2006.