Emprendedor portugués afirma que Huawei le robó la cámara que inventó

Por Cathy He - La Gran Época

Un emprendedor portugués afirma que el gigante tecnológico chino Huawei le robó su invento, una cámara de 360 grados que se puede acoplar al celular, luego de presentarles el producto de patente pendiente para ofrecerles los derechos, hace cinco años.

El producto en cuestión, según Rui Pedro Oliveira, CEO de la compañía multimedia Imaginew, es la cámara para celular de Huawei llamada EnVizion 360 Camera, anunciada en 2017.

El emprendedor de 45 años de Porto dijo que durante el año pasado estuvo negociando con los abogados de Huawei en Estados Unidos para resolver la disputa y creía que estaban llegando a un acuerdo, pero se encontró con que la compañía lo había demandado a él en una corte de Texas el 25 de marzo.

La demanda, iniciada por las subsidiarias de Huawei en Estados Unidos, Huawei Technologies USA Inc. y Huawei Device USA Inc., busca una declaración que diga que las compañías no violaron la patente de Oliveira.

Las aseveraciones del inventor se agregan a una creciente pila de acusaciones contra Huawei, desde alegatos de robo de tecnología, hasta gobiernos advirtiendo sobre los riesgos a la seguridad debido a que Beijing podría usar sus productos para espiar.

Al mismo tiempo, muchos países están en las últimas etapas de decidir si incluir o no la tecnología de la compañía en sus emergentes redes 5G. Estados Unidos, Australia, Nueva Zelandia y varios operadores móviles en Europa y Asia ya han descartado a Huawei para sus planes 5G.

(Arriba) El diseño de Oliveira para la SmatCam. (Debajo)La Cámara EnVizion 360 de Huawei. (Arriba, cortesía de Oliveria. Debajo, captura de pantalla/Huawei)

Reunión

En una extensa entrevista con La Gran Época, Oliveira explicó cómo visitó Estados Unidos en 2014 para presentar su cámara a varias compañías tecnológicas con la esperanza de que licenciaran, fabricaran y vendieran su invento.

Con la ayuda de un empresario estadounidense que arregló las reuniones, Oliveira consiguió una reunión con Huawei el 28 de marzo de 2014. Los dos fueron invitados a discutir la posibilidad de obtener los derechos en las oficinas centrales de Huawei en Estados Unidos, en Plano, Texas.

Al momento, el invento de Oliveira, una cámara de 360 grados acoplable a celulares llamada SmatCam, tenía su patente pendiente con la Oficina de Marcas y Patentes de EE. UU. Las dos patentes relacionadas con la cámara ya han sido aprobadas.

Antes de la reunión, Oliveira aceptó un acuerdo de confidencialidad con uno de los representantes de Huawei, cuya copia pudo obtener La Gran Época.

Oliveira dijo que se reunió con cuatro representantes de la división negocios y ventas de la compañía e hizo su presentación, la cual incluyó resultados de pruebas foco en grupos, que sondeaba la reacción de la gente al producto, a un precio de USD 99,95.

Durante las reuniones también presentó un modelo 3D de su invento y les mostró los planos de diseño adjuntados a la solicitud de patente.

El emprendedor dijo que los representantes de Huawei expresaron interés y le pidieron que regresara al día siguiente para dar la misma presentación a algunos técnicos. Esto parecía ser una buena señal, dijo Oliveira, ya que la mayoría de las compañías con las que habló no le pidieron una segunda reunión.

Luego de la segunda reunión, le dijeron que la compañía consideraría su oferta y le responderían pronto.

El emprendedor nunca recibió respuesta de Huawei.

Lidiando con Huawei

Oliveira no volvió a pensar en esas reuniones por tres años, hasta que un día, un amigo que sabía de su invento le envió un mensaje diciéndole que se fijara en un link a un sitio web de la nueva cámara para celular acoplable de Huawei, la Cámara EnVizion 360.

“Pensé que era una locura ¿Cómo se atrevían a hacer algo tan (…) similar?”, dijo Oliveira.

La cámara se vendía a USD 99,95, el mismo precio sugerido en la presentación de Oliveira.

Inmediatamente contactó por email a los representantes de Huawei con los que se reunió en 2014, ya que había conservado sus tarjetas personales, afirmando que la cámara EnVizion de Huawei violaba su propiedad intelectual. Lo derivaron con el departamento legal de la compañía.

A través de su abogado portugués, Oliveira dijo que comenzó a comunicarse con dos de los abogados de Huawei en EE. UU. desde abril de 2018, luego de enviarles una carta acusando a la empresa de infringir sus patentes y buscando compensación.

Después de unos meses de comunicaciones, los abogados de Huawei le dijeron que no podían proceder con las discusiones hasta que Oliveira no contratara un abogado estadounidense.

Así que Oliveira y su esposa decidieron vender su casa en Portugal para pagar un abogado en EE. UU. La pareja vendió la casa en septiembre de 2018 y contrató a un abogado especializado en propiedad intelectual de Boston.

Oliveira dice que él, su esposa y su hija de ahora 10 años, alquilan una casa en su ciudad natal de Porto.

Su abogado en EE. UU. reinició las negociaciones con los abogados de Huawei, pero durante los siguientes cinco meses, Oliveira dice que hubo siempre algo para dilatar las discusiones, como la falta de una firma, o alguien de Huawei estaba de viaje.

Oliveira cree que estas tácticas se usaron “solo para hacer pasar el tiempo hasta que tenga fuertes limitaciones financieras y ya no pueda proseguir con el caso”.

Contraataque sorpresa

No obstante, a fines de marzo, las negociaciones parecían abrirse paso. Antes de esto, Oliveira le había dicho a los abogados de Huawei que si no negociaban un acuerdo para el 1 de abril, tomaría acciones legales contra la compañía por violación de patente.

Según Oliveira, el 25 de marzo, el abogado de Huawei le pidió que propusiera una cifra para resolver el asunto. Oliveira hizo una propuesta y se le dijo al día siguiente que el abogado informaría sobre la oferta a los superiores de Huawei en China y luego le respondería.

Los días pasaron y no hubo respuesta de Huawei.

Ahora Oliveira sabe por qué. Ese mismo día, la compañía inició una demanda contra él en una corte federal en el distrito Este de Texas, buscando una declaración de que su Cámara EnVizion 360 no infringe sus patentes.

“No tengo palabras. No sabía (…) qué tan bajo podían caer” dijo.

Oliveira dijo que quedó completamente atónito por las acciones de Huawei, ya que él negociaba de buena fe y esperaba lo mismo de la otra parte.

En ningún momento de las negociaciones Huawei mencionó una demanda, dijo.

En sus documentos de la corte, Huawei reconoce la reunión “en o alrededor del 28 o 29 de marzo de 2014” donde Oliveira se reunió con representantes de la compañía en Plano para “discutir sus patentes y plan de negocios y ofrecer una licencia a Huawei EE. UU.”

La compañía luego rechazó la oferta de Oliveira, dicen los documentos de la corte.

La filial de Huawei EE. UU. en China, Huawei Device Co. Ltd., diseñó la Cámara EnVizion 360, dice el documento, agregando que el producto fue anunciado públicamente en septiembre de 2017.

Además de un juicio de que Huawei no infringió la propiedad intelectual de Oliveira, la compañía también quiere que se le ordene a Oliveira pagar los honorarios de los abogados de Huawei en razón de que “este caso es excepcional (…) debido a (…) las acciones de Oliveira, incluyendo, pero no limitándose a, expresar o implicar amenazas de dañar la reputación de Huawei EE. UU. en la prensa a menos que Huawei EE. UU. pague dinero para resolver la disputa”.

Huawei no respondió a los pedidos de comentarios de La Gran Época.

En una respuesta en el sitio web portugués Pplware, el cual publicó una historia sobre la disputa de Oliveira con Huawei el 16 de marzo, Huawei dijo que EnVizion 360 fue desarrollada enteramente por su equipo de investigación y desarrollo en China, y por lo tanto negó el reclamo de Oliveira sobre robo de propiedad intelectual, agregando que la compañía se “reserva el derecho de tomar acciones legales en respuesta a las falsas acusaciones”.

La compañía ha tenido varias controversias legales. Huawei y sus afiliados enfrentan ahora dos acusaciones federales en Estados Unidos.

En una demanda con 13 imputaciones, tanto la compañía como su directora financiera (CFO), fueron acusados de fraude bancario y de violar las sanciones de EE. UU. contra Irán. Los demandantes afirman que Huawei le mintió a los bancos sobre su relación con una subsidiaria no oficial que negoció con Irán, causando que los bancos violen inadvertidamente las sanciones estadounidenses.

Mientras tanto, su CFO, Meng Wanzhou, quien es también la hija del fundador de Huawei, está luchando contra una extradición en Canadá en relación con este caso.

En otra demanda con 10 imputaciones, los demandantes acusan a Huawei de robar secretos comerciales, cometer fraude electrónico y obstruir la justicia para presuntamente robar información del proveedor celular T-Mobile sobre su robot apodado “Tappy”, que fue diseñado para probar la durabilidad de los teléfonos celulares.

En ese caso, los demandantes también afirman que la compañía estableció un programade bonos para recompensar a los empleados que roben información confidencial de sus competidores.

A principios de marzo, Huawei anunció que está demandando al gobierno de EE. UU. sobre la sección 889 de la Ley de Autorización de Defensa Nacional aprobada en agosto, la cual prohíbe a las agencias federales y a sus contratistas comprar equipos Huawei. Los legisladores agregaron la cláusula debido a los riesgos a la seguridad nacional que representan los productos Huawei.

Fuera de la corte, Bloomberg informó en febrero que el FBI estaba investigando a Huawei bajo sospecha de robo de tecnología de vidrio para celulares cubierto de diamante desarrollado por la compañía tecnológica de Illinois AKHAN Semiconductor.

El informe dice que AKHAN había enviado muestras del vidrio de diamante a Huawei para pruebas estándar luego de que el fabricante de celulares chino se mostrara interesado en licenciar la tecnología. Pero el vidrio fue devuelto a AKHAN en pedazos—creando sospechas en la compañía de que Huawei había manipulado el vidrio para descubrir cómo había sido diseñado, informa Bloomberg.

Un informe de febrero de The Information, citando fuentes sin nombre, dijo que Huawei había contactado a proveedores de Apple, a exempleados de Apple y a trabajadores en la línea de ensamblaje de Foxconn pidiéndoles información sobre los componentes usados en productos de Apple, incluyendo el monitor cardíaco del Apple Watch y un conector de la MacBook Pro. Huawei negó las acusaciones.

Al momento de esta publicación, Oliveira todavía no recibió la notificación oficial de la demanda.

El emprendedor dijo que tendrá que utilizar los ingresos por la venta de su casa para contratar a otro abogado en EE. UU. para defender esta nueva acción.

Aparte de ahorrar algo de dinero para la educación de su hija, Oliveira está preparado para usar todo su dinero para llevar este caso hasta el final.

Él cree que la demanda es un intento de asustarlo para que dé marcha atrás.

“Necesitan mucho más que eso para hacerme sudar”, dijo.

“No me voy a dar por vencido”.

Siga a Cathy en Twitter: @CathyHe_EET

***

Video recomendado

Una desesperada nota de SOS de un disidente chino encarcelado descubierta en un paquete comprado en un Kmart de Oregón desencadena un peligroso viaje para exponer los continuos abusos contra los derechos humanos en China. 

 
 
 

EE.UU. y Guatemala: cerca de acuerdo para bloquear a centroamericanos que buscan asilo

EE.UU. y Guatemala: cerca de acuerdo para bloquear a centroamericanos que buscan asilo
WASHINGTON — La Administración Trump espera en pocos días concluir un acuerdo que impida que los centroamericanos busquen asilo ...
LEER MÁS >
 

El arte del acuerdo de Trump con México

El arte del acuerdo de Trump con México
Comentario El maestro en el arte de la negociación golpea de nuevo. A pesar de la implacable agresión ...
LEER MÁS >
 

¿Es el ‘socialismo democrático’ una pantalla para el comunismo?

¿Es el ‘socialismo democrático’ una pantalla para el comunismo?
Comentario El mes pasado, el senador Bernie Sanders (independiente por Vermont) dijo oponerse al "comunismo autoritario" soviético y ...
LEER MÁS >
 

La Ley de Igualdad y el mundo orwelliano de la ideología de género

La Ley de Igualdad y el mundo orwelliano de la ideología de género
Opinión La llamada Ley de Igualdad que aprobó la Cámara de Representantes (con todos los demócratas y ocho ...
LEER MÁS >