Torturan y persiguen a una mujer por casi 20 años, cuando la liberan, muere 3 meses después

Por Elisabeth Li - La Gran Época

Antes de que sucumbiera por sus heridas, Liu Zhenfang presentó una denuncia penal en la que relató su terrible experiencia, una descripción desgarradora de cómo el régimen comunista chino destruyó su cuerpo, pero que no pudo quebrantar su fe durante veinte largos años.

Liu, una residente de 60 años del condado de Huangchuan, provincia de Henan, falleció el 7 de diciembre de 2018, tres meses después de su liberación de la Prisión de Mujeres de Henan, según Minghui.org, un sitio web con sede en Estados Unidos que sirve como centro de intercambio de información sobre la persecución de Falun Dafa en China.

Su cuerpo estaba demacrado y la mayoría de sus órganos internos se habían deteriorado.

En 2017 Liu fue condenada a un año y medio de prisión por practicar Falun Dafa, una disciplina espiritual que defiende los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia. Los que pertenecen a esta creencia son fuertemente perseguidos por el régimen comunista chino desde 1999 hasta la actualidad.

La persecución

Liu era peluquera, comenzó a practicar Falun Dafa en 1998 después de escuchar sobre sus beneficios para la salud en un momento en que las reformas de salud de China estaban obsoletas.

Falun Dafa es una disciplina espiritual con una serie de ejercicios de meditación y textos de enseñanzas que predican virtudes. Contiene principios morales con elementos budistas y taoístas, y se basa en la antigua tradición china del qigong, una práctica de movimientos físicos suaves y lentos.

Cuando el entonces líder del Partido Comunista Chino (PCCh) Jiang Zemin lanzó una campaña sistemática para difamar y destruir a Falun Dafa en 1999, Liu se negó a renunciar a su fe y se convirtió en un objetivo de ataque para la policía. Su casa fue saqueada tres veces entre 1999 y 2003.

A principios de 2000, Liu fue detenida en el Centro de Detención de Hedian, donde la policía la extorsionó sacándole 2000 yuanes antes que fuera liberada.

En su segundo arresto en 2001, la policía la llevó a un centro de detención secreto después de encontrar materiales de Falun Dafa en su casa. Liu se vio obligada a pasar la noche sin dormir, y la policía se llevó todo el dinero que traía consigo.

La policía interrogó a Liu por la fuente de los materiales, y fue golpeada durante más de 20 horas por su silencio. Su cabeza fue golpeada contra una pared, y mechones de cabellos fueron arrancados, resultando en lesiones en el cuero cabelludo. La colgaron del marco de la ventana con esposas y la golpearon hasta que vomitó sangre.

Fue enviada de nuevo al Centro de Detención de Hedian donde fue retenida durante tres meses, hasta que su familia le pagó al subdirector de la División de Seguridad Nacional para asegurar su liberación.

En 2004, Liu fue arrestada por distribuir materiales de Falun Dafa. Después de su encarcelamiento, fue golpeada durante 16 horas por la policía en el Departamento de Policía de Guangshan.

La tiraron del pelo y le rasgaron la ropa. Cuando los oficiales se cansaron de golpearla con las manos desnudas, usaron una barra de metal y se turnaron para golpearla hasta que se rompió la barra. Usaron la barra de metal rota para golpear sus dedos.

Luego fue llevada al Centro de Detención de Guangshan, donde fue golpeada durante 33 horas. Sus órganos internos estaban dañados, y después de estos ataques, a menudo vomitaba sangre.

Liu sobrevivió a la tortura.

La policía también detuvo al marido de Liu en 2004 durante cinco meses, a pesar que no era un practicante de Falun Dafa. Fue forzado a trabajar como esclavo y se le dio una comida al día. Los guardias le ataron los testículos con un hilo delgado y los quemaron con un encendedor.

Liu fue arrestada de nuevo en 2012. Fue condenada a una pena de cinco años de prisión, donde continuó su calvario. A pesar de sus heridas, fue obligada a trabajar 14 horas diarias.

En 2017, Liu fue condenada a una nueva pena de prisión de 1,5 años, que acabaría matándola.

Durante el tiempo total de encarcelamiento de Liu, también fue abusada verbalmente, alimentada con drogas que dañan los nervios, forzada a trabajar como esclava, a permanecer de pie durante días sin dormir y estar agachada durante horas con las manos sobre la cabeza.

Antes de la persecución, Falun Dafa tenía entre 70 y 100 millones de practicantes en China de todas las clases sociales, incluyendo funcionarios del partido comunista. Las prácticas grupales de meditación era común verlas en los parques y plazas públicas de todas las ciudades de China.

Entiende más

Cómo el comunismo en China hace casi 20 años intenta eliminar a 100 millones de chinos

 
 
 

El régimen cubano anuncia más recortes de energía eléctrica tras sanciones de EEUU a Venezuela

El régimen cubano anuncia más recortes de energía eléctrica tras sanciones de EEUU a Venezuela
Luego de que el exgobernante cubano, Raúl Castro, advirtió hace unos días que la situación económica en el ...
LEER MÁS >
 

Cómo los audaces ‘6 ondas de radio’ expusieron el engaño de la autoinmolación del régimen chino

Cómo los audaces ‘6 ondas de radio’ expusieron el engaño de la autoinmolación del régimen chino
Cuando la persecución contra Falun Dafa se intensificaba en toda China a principios de la década de 2000, ...
LEER MÁS >
 

La historia de la confiscación de propiedades por parte del régimen cubano, que ahora Trump permite reclamar

La historia de la confiscación de propiedades por parte del régimen cubano, que ahora Trump permite reclamar
La decisión del Presidente Donald Trump el 17 de abril de 2019 de permitir juicios en los tribunales ...
LEER MÁS >
 

Para China el espacio se trata de política y guerra

Para China el espacio se trata de política y guerra
El Partido Comunista Chino (PCCh) quiere convertirse en una gran potencia espacial para 2030, y en un líder ...
LEER MÁS >