Por qué la influencia de China está más cerca de lo que parece

Por Michael Kaff

Comentario

China no oculta su deseo de convertirse en la superpotencia número uno del mundo. El régimen chino está aumentando su impulso hacia la dominación mundial de todas las maneras posibles, algunas obvias y otras mucho más encubiertas.

Según el Foro de Asia Oriental, China planea construir una “comunidad de destino común para la humanidad”, en parte a través de su iniciativa “Un Cinturón, Una Ruta” y también la gobernanza mundial. China espera que esta comunidad sea un mercado internacional con una mayor integración económica y diálogo político, para ayudar a reducir el conflicto y reforzar la seguridad.

El régimen también está demostrando su poderío militar en el Mar Meridional de China y el Estrecho de Taiwán, y expandiendo agresivamente su influencia de “poder blando” a través de la política, los negocios, los desarrollos inmobiliarios, la educación e incluso la cultura popular para reemplazar a Estados Unidos y asumir el título de país más poderoso del mundo.

Los residentes que asistieron recientemente a una reunión comunitaria en el Centro de la Comunidad de Tallebudgera en Gold Coast, Queensland, expresaron serias preocupaciones sobre los 114,3 millones de dólares del Proyecto Jardines del Mundo del desarrollador chino Ridong Group en las llanuras aluviales rurales de la actual mansión La Villa Bellagio en el Valle de Tallebudgera.

Hay graves preocupaciones de la comunidad por el hecho de que las 47 hectáreas de jardín, hotel y centro de actividades están demasiado cerca de las zonas residenciales de baja densidad y ponen a todos los habitantes en riesgo de inundación. Según el grupo comunitario Salvemos Nuestros Valles del Sur, la solicitud de desarrollo del proyecto presentado por Ridong Group ante el Ayuntamiento en octubre de 2018 muestra que la tierra en la llanura aluvial se elevará y creará una sobrecarga, lo que aumentará el riesgo de inundación para los residentes, las propiedades y las empresas tanto aguas arriba como aguas abajo.

También hay temores de que el Ayuntamiento de Gold Coast se haya apresurado en dar una aprobación provisional de la planificación debido a la aparente falta de consideración de la solicitud de desarrollo del proyecto ante la consulta de la comunidad sobre el impacto del proyecto en el medio ambiente, la vida silvestre, el transporte y las futuras consecuencias por las grandes inundaciones. El Ayuntamiento está considerando la solicitud de desarrollo a pesar de que el alcalde de Gold Coast, Tom Tate, dijo en noviembre de 2018 que no habría desarrollo en la llanura aluvial, lo que plantea esta pregunta: ¿Por qué el Ayuntamiento está considerando esta propuesta, entonces?

Quizás el desarrollo del proyecto no sea el verdadero premio después de todo, ya que las organizaciones del Frente Unido del Partido Comunista Chino (PCCh), que son la que ayudan a expandir la influencia mundial del PCCh, son ampliamente conocidas por utilizar oportunidades de negocio, bonos y pagos por debajo de la mesa para animar a grupos o individuos influyentes a ser más simpáticos con el PCCh.

Parece que el PCCh utiliza los medios más obvios y también sutiles para obtener puntos de apoyo a sus políticas en tantos países como sea posible, independientemente de las consecuencias para esos países y sus ciudadanos. ¿Por qué debería China atacar a un país cuando podría simplemente comprar?

En 2016, la filial de una empresa china de propiedad privada, Landbridge Group, suscribió una concesión de 99 años del puerto de Darwin en el Territorio del Norte. Después de que el exministro de Comercio de Australia, Andrew Robb, ayudara a que este acuerdo llegara a buen término, finalmente abandonó la política para convertirse en consultor de Landbridge Group.

Menos de tres años después, Landbridge ya se encuentra en serios problemas financieros y está luchando por pagar los intereses de los 360,8 millones de dólares estadounidenses que pidió prestados para pagar la concesión. No es descabellado imaginar lo feliz que estaría el PCCh de tomar el control de Landbridge Group y de su concesión del puerto para obtener acceso directo a Australia.

Del mismo modo, ¿qué garantía hay de que China no utilizará su posición financiera para aumentar su influencia y control dentro de los países que financian proyectos con China a través de la iniciativa ‘Un Cinturón, Una Ruta’ y que ya no son capaces de pagar sus deudas? Esto plantea interrogantes sobre el papel de Australia en la financiación de la expansión mundial de China y además sobre las consecuencias de mantener a un violador de los derechos humanos como nuestro mayor socio comercial. Algunos australianos sienten que China no es nuestro problema y, mientras los chinos continúen pagando, está bien ignorar alegremente esta supuesta amenaza porque no nos concierne. Estamos muy equivocados.

Todavía hay mucha confusión, especialmente dentro de la comunidad expatriada de chinos-australianos, sobre el significado de China como país, debido a muchas décadas de propaganda marxista. La palabra China no implica necesariamente al pueblo chino. China debería estar separada de las autoridades chinas y, en particular, del PCCh.

Con este fin, los Institutos Confucio, que cuentan con el apoyo del PCCh, están contribuyendo a la confusión al establecer clases gratuitas o de bajo costo de cultura e idioma chino en las universidades y escuelas secundarias australianas, que repiten la misma postura de Beijing sobre temas delicados como los derechos humanos, Falun Dafa, el Tíbet y la independencia de Taiwán, entre otros.

Las agencias de inteligencia occidentales advirtieron que los institutos son utilizados como parte del aparato del régimen chino para ganar influencia en el extranjero, operando a través de la Oficina del Consejo Internacional de la Lengua China del PCCh, también conocida como HanBan. Se acusa a los Institutos Confucio de lavar el cerebro a los jóvenes para que se conviertan en partidarios, promotores y futuros líderes del PCCh, a pesar de que solo se anuncian como una organización educativa que difunde la cultura y el idioma chino.

Visité una universidad local de Gold Coast, donde el Instituto Confucio está establecido e influyendo en nuestros propios estudiantes australianos. Ahora tenemos 14 institutos de este tipo en Australia y se están expandiendo rápidamente, y es una tendencia muy preocupante.

Michael Kaff es un candidato independiente que se postula en las elecciones generales australianas de 2019 para el cargo federal de McPherson en Gold Coast, Queensland. Anteriormente fue contador público, oficial de la Reserva del Ejército de Australia y profesor de negocios/contabilidad.

Los puntos de vista expresados en este artículo son las opiniones del autor y no reflejan necesariamente los puntos de vista de La Gran Época.

***

Descubre a continuación

El Instituto Confucio es ‘peligroso’ y un ‘centro de espías’, dice un experto

 
 
 

“Nosotros somos millones y ellos son solo 30 a 40”, dice guardia que renunció a la dictadura de Maduro

“Nosotros somos millones y ellos son solo 30 a 40”, dice guardia que renunció a la dictadura de Maduro
Los guadias venezolanos que esta mañana cruzaron la frontera entre el estado de Tachira de Venezuela y Cútuta, ...
LEER MÁS >
 

Torturas sexuales en prisiones chinas: “No hay límites para la perversión”

Torturas sexuales en prisiones chinas: “No hay límites para la perversión”
Nota del editor: La Gran Época está publicando una serie de artículos que exponen el uso de la tortura por ...
LEER MÁS >
 

Trump, China y el acuerdo del siglo

Trump, China y el acuerdo del siglo
Comentario El presidente Trump tenía razón sobre la Reserva Federal, y ahora que la Reserva Federal se ha ...
LEER MÁS >
 

Documento revela que China presionó a diplomáticos de la ONU para boicotear las actuaciones de Shen Yun

Documento revela que China presionó a diplomáticos de la ONU para boicotear las actuaciones de Shen Yun
Durante más de una década, Beijing ha hecho numerosos intentos para impedir que Shen Yun, una compañía de ...
LEER MÁS >