La economía china sufrirá una ‘mayor presión a la baja’ en 2019

Por Emel Akan - La Gran Época

La actividad manufacturera de China se contrajo por primera vez en 19 meses en diciembre, ya que la segunda economía más grande del mundo sufrió de una débil demanda interna y fricciones comerciales con Estados Unidos. Beijing necesita desplegar un estímulo inmediato para evitar el debilitamiento continuo de la economía, dicen los expertos.

El índice Caixin Manufacturing Purchasing Managers (PMI) no alcanzó las estimaciones del mercado, cayendo por debajo de 50, la marca que separa la expansión de la contracción. El indicador de la actividad manufacturera a nivel nacional cayó de 50,2 en noviembre a 49,7 el mes pasado, el nivel más bajo desde mayo de 2017.

Un comercio débil y un escaso crecimiento de la demanda interna afectaron al sector manufacturero chino. Y la noticia que más llamó la atención fue la caída de nuevos pedidos, algo que ocurre por primera vez desde junio de 2016.

Los datos publicados por el Buró Nacional de Estadística (BNE) el 31 de diciembre también revelaron una tendencia similar. El PMI manufacturero oficial cayó inesperadamente a 49,4 en diciembre, su nivel más bajo en casi tres años.

La encuesta de Caixin se centra en las pequeñas y medianas empresas privadas, mientras que la medida oficial del PMI hace un seguimiento de las grandes empresas y las empresas estatales.

“En general, el sector manufacturero de China se enfrentó a una demanda interna cada vez más débil y a una demanda externa moderada en diciembre”, escribió Zhengsheng Zhong, director de análisis macroeconómico del Grupo CEBM, una subsidiaria de Caixin.

“Las empresas tienen una mayor intención de desabastecerse y los precios de los productos industriales están bajando, lo que podría arrastrar aún más la producción”, añadió en el comunicado de prensa. “Parece cada vez más probable que la economía china sea sometida a una mayor presión bajista”.

Continúan los problemas en la bolsa de valores

Los mercados bursátiles chinos cayeron después del anuncio, con el índice de referencia Shanghai Composite Index bajando un 1,15 por ciento y el Shenzhen Component Index cerrando un 1,25 por ciento a la baja el 2 de enero.

Los problemas del mercado de valores chino podrían continuar en 2019. El año pasado China fue el mercado bursátil del mundo de peor rendimiento, con los índices de Shanghai y Shenzhen cayendo más del 24 por ciento.

La guerra comercial con Washington y la desaceleración de la economía china intensificaron las preocupaciones de los inversores, lo que provocó una pérdida de casi 2,3 billones de dólares en el valor de mercado. Los esfuerzos de desapalancamiento de Beijing en el sistema financiero también jugaron un papel importante en el colapso de la bolsa, según los expertos.

El débil crecimiento económico llevó al régimen chino a poner en marcha una serie de medidas de estímulo desde el verano pasado. Los líderes chinos prometieron recientemente nuevos recortes de impuestos, gasto en infraestructura y flexibilización monetaria para impulsar la economía.

“Seguimos esperando que el gobierno anuncie más medidas de flexibilización para apoyar el crecimiento económico”, declaró Goldman Sachs en un informe.

La guerra comercial afecta la demanda interna

Los datos económicos recientes indicaron fuertes presiones a la baja. Las ganancias industriales cayeron en noviembre por primera vez en casi tres años. El crecimiento de las ventas al por menor, un indicador de consumo muy vigilado, también se debilitó en noviembre, registrando el ritmo más lento en 15 años.

Según Iris Pang, economista de China en el ING, los datos de fabricación recientes muestran que la economía es débil y que el estímulo debe llegar rápidamente.

“Creemos que los datos reflejan que no solo la guerra comercial dañó el crecimiento del sector exportador. También perjudicó a las empresas de la cadena de suministro relacionadas con la exportación y, a su vez, a la demanda interna”, escribió en una nota. “Si la demanda interna no se ve rápidamente respaldada por el estímulo fiscal, entonces un mayor debilitamiento supondrá un riesgo para la seguridad del empleo. Eso podría crear un círculo vicioso hacia abajo”.

En un esfuerzo por controlar los datos económicos sensibles, el régimen chino prohibió recientemente a las autoridades regionales la producción de datos sobre la actividad manufacturera. La noticia llegó después de que el centro de exportación del país, la provincia de Guangdong, dejara de publicar los datos del PMI. Funcionarios del gobierno dijeron que todos los datos futuros de la actividad manufacturera serán publicados por el Buró Nacional de Estadísticas.

La medida se produjo cuando Beijing buscaba controlar la difusión de noticias económicas en medio del debilitamiento de la economía y el conflicto comercial con Estados Unidos.

Sigue a Emel en Twitter: @mlakan

***

Descubre a continuación

El libro que está cambiando China liberando a los chinos del espectro comunista

 

 
 
 

EE.UU. y Guatemala: cerca de acuerdo para bloquear a centroamericanos que buscan asilo

EE.UU. y Guatemala: cerca de acuerdo para bloquear a centroamericanos que buscan asilo
WASHINGTON — La Administración Trump espera en pocos días concluir un acuerdo que impida que los centroamericanos busquen asilo ...
LEER MÁS >
 

El arte del acuerdo de Trump con México

El arte del acuerdo de Trump con México
Comentario El maestro en el arte de la negociación golpea de nuevo. A pesar de la implacable agresión ...
LEER MÁS >
 

¿Es el ‘socialismo democrático’ una pantalla para el comunismo?

¿Es el ‘socialismo democrático’ una pantalla para el comunismo?
Comentario El mes pasado, el senador Bernie Sanders (independiente por Vermont) dijo oponerse al "comunismo autoritario" soviético y ...
LEER MÁS >
 

La Ley de Igualdad y el mundo orwelliano de la ideología de género

La Ley de Igualdad y el mundo orwelliano de la ideología de género
Opinión La llamada Ley de Igualdad que aprobó la Cámara de Representantes (con todos los demócratas y ocho ...
LEER MÁS >