Tribunal popular dictamina que la sustracción forzada de órganos está ocurriendo en China

Por Jane Gray - La Gran Época

LONDRES – Los miembros de un tribunal popular independiente concluyeron unánimemente en un juicio provisional que la sustracción forzada de órganos de prisioneros de conciencia ha estado ocurriendo en China “en una escala significativa”.

El borrador del dictamen, que es inusual para un tribunal popular, se emitió el 10 de diciembre con la esperanza de poder salvar vidas inocentes en China.

“[El] oxígeno de la publicidad puede permitir que el oxígeno real de la vida continúe para aquellos que de otro modo podrían ser asesinados”, declaró el presidente del tribunal, Sir Geoffrey Nice QC, quien anteriormente estuvo a cargo del procesamiento de Slobodan Milošević en el Tribunal Internacional para la ex Yugoslavia.

La sentencia final se dictará en la primavera del próximo año y determinará si se cometieron delitos penales internacionales, quiénes son los autores y el número de víctimas de la sustracción forzada de órganos.

Mientras tanto, la presentación de pruebas sigue abierta, al igual que la invitación hecha al régimen chino de sumarse al proceso, que hasta ahora no ha dado respuesta.

El primer día de audiencias públicas en el Tribunal de China en De Vere Grand Connaught Room en Londres, el 8 de diciembre de 2018. (Justin Palmer)

Evidencia perturbadora

Las audiencias públicas para el Tribunal de China comenzaron el 8 de diciembre y duraron tres días, durante los cuales más de 30 testigos, entre ellos refugiados, investigadores y médicos, presentaron pruebas perturbadoras.

“Los cargos son que muchos grupos, incluyendo a practicantes de Falun Gong, uigures, algunos cristianos y algunos budistas, fueron tomados como prisioneros, examinados regularmente para ver si estaban en buenas condiciones médicas, y luego, llegado el momento, se les extraían los órganos. Algunas historias dicen sin usar anestesia, de una manera muy horrible, y que inmediatamente se trasplantaba el órgano a un visitante”, dijo Hamid Sabi, asesor legal del tribunal, antes de que comenzaran las audiencias.

Mientras los testigos relataban sus experiencias durante las audiencias, a algunos de los presentes les resultó difícil contener las lágrimas. Varios refugiados que escaparon de la persecución en China dijeron recordar cuando fueron detenidos, torturados y sometidos a exámenes médicos.

Una testigo recordó dolorosos momentos de tortura, incluyendo estar encadenada al suelo por más de 10 horas, ser electrocutada y alimentada a la fuerza durante 58 días. Después de eso, explicó cómo fue acosada sexualmente por delincuentes en la prisión, así como por los policías.

Hamid Sabi, consejero legal del tribunal en el primer día de audiencias públicas en De Vere Grand Connaught Rooms en Londres el 8 de diciembre de 2018. (Justin Palmer)

“Me hicieron exámenes físicos… pero se dieron cuenta de que estaba al borde de la muerte”, afirmó.

Ella practica la disciplina espiritual Falun Dafa, también conocida como Falun Gong, que es brutalmente perseguida en China desde 1999.

Otra testigo recordó que le tomaron una radiografía junto a otros más de 50 practicantes de Falun Gong durante su detención, y escuchó al médico decir: “Estos practicantes de Falun Gong, su pecho está muy limpio”.

Un informe reciente de Freedom House encontró “evidencia creíble que sugiere que a principios de la década de 2000, los detenidos de Falun Gong fueron asesinados por sus órganos a gran escala”.

“La industria del trasplante de órganos en China sigue siendo enorme y está creciendo, a pesar de que el número de prisioneros ejecutados judicialmente disminuyó en la última década”, agregó el informe.

Justicia

El panel del tribunal estuvo conformado por siete miembros, presidido por Sir Geoffrey, con experiencia en derecho internacional, medicina, negocios, relaciones internacionales e historia de China.

Enver Tohti, un cirujano uigur, ofreció evidencias de cómo fue forzado, bajo las órdenes de su supervisor, a extraer órganos de una persona que aún estaba viva, en China en 1995.

“Hay una expresión inglesa: ‘Demasiado bueno para ser verdad’. En este caso, es ‘demasiado malo para ser verdad’”, remarcó en una entrevista después de presentar sus pruebas.

“Espero que esto transmita un mensaje serio al líder chino, las cosas que le está haciendo a su pueblo, Hitler lo intentó”, recalcó. “Así que no lo intentes, porque un día, estarás en esta corte para ser juzgado”.

Los tribunales populares suelen ser creados por víctimas de un crimen grave, cuando los organismos internacionales no están dispuestos a investigar un asunto.

***

A continuación

Los practicantes de Falun Gong están siendo asesinados por sus órganos en China

 
 
 

“Nosotros somos millones y ellos son solo 30 a 40”, dice guardia que renunció a la dictadura de Maduro

“Nosotros somos millones y ellos son solo 30 a 40”, dice guardia que renunció a la dictadura de Maduro
Los guadias venezolanos que esta mañana cruzaron la frontera entre el estado de Tachira de Venezuela y Cútuta, ...
LEER MÁS >
 

Torturas sexuales en prisiones chinas: “No hay límites para la perversión”

Torturas sexuales en prisiones chinas: “No hay límites para la perversión”
Nota del editor: La Gran Época está publicando una serie de artículos que exponen el uso de la tortura por ...
LEER MÁS >
 

Trump, China y el acuerdo del siglo

Trump, China y el acuerdo del siglo
Comentario El presidente Trump tenía razón sobre la Reserva Federal, y ahora que la Reserva Federal se ha ...
LEER MÁS >
 

Documento revela que China presionó a diplomáticos de la ONU para boicotear las actuaciones de Shen Yun

Documento revela que China presionó a diplomáticos de la ONU para boicotear las actuaciones de Shen Yun
Durante más de una década, Beijing ha hecho numerosos intentos para impedir que Shen Yun, una compañía de ...
LEER MÁS >