Una evaluación del programa espacial de China en el 12º Airshow de Zhuhai

Por Rick Fisher

Este artículo es el cuarto de una serie de cuatro informes sobre Airshow China, una exposición bianual celebrada en la ciudad de Zhuhai, China.

La exposición aérea Zhuhai de este año, celebrada del 6 al 11 de noviembre, hizo hincapié en el progreso técnico de China en su programa espacial controlado por el Ejército Popular de Liberación (EPL), confirmando anteriores indicaciones sobre las ambiciones estratégicas del régimen de Beijing en el espacio.

Entre los aspectos más destacados figuran las confirmaciones de que China está comenzando un nuevo esfuerzo para crear la próxima generación de vehículos de lanzamiento espacial (SLV por sus siglas en inglés), y una arquitectura de nave espacial “Portal Lunar” que podría acelerar su llegada a la Luna, compitiendo con los programas de Estados Unidos para llegar a la Luna, e incluso con los de empresas privadas como SpaceX.

En Zhuhai, China también indicó que está en camino de comenzar a ensamblar su Estación Espacial de Órbita Terrestre Baja tripulada, y que está alentando con éxito a nuevas compañías espaciales “privadas”, algunas de las cuales podrían tratar de competir con las compañías espaciales privadas de Estados Unidos.

Acceso tripulado a la Luna en la década de 2020

La exposición de este año confirmó algunas revelaciones chinas anteriores que apuntan a la decisión de China de acelerar su carrera para llegar a la Luna, como mínimo, lo que podría coincidir con los planes de la NASA de construir un “Portal Lunar (Lunar Gateway)” para facilitar un acceso tripulado anticipado y económico a la Luna.

El objetivo de Estados Unidos es tener una pequeña estación espacial de cuatro personas en el espacio “Cis-Lunar” orbitando la Luna a mediados de los años 2020, pero luego construir un módulo de aterrizaje capaz de transportar astronautas entre la estación espacial Cis-Lunar y la superficie de la Luna.

Este esfuerzo podría volver a poner a los estadounidenses en la Luna a finales de la década de 2020, quizás en 2028. Fuentes informales chinas sugieren que la próxima generación de vehículos espaciales tripulados de China podría poner a los chinos en la Luna al mismo tiempo, o para 2027. Eso sería antes del calendario actual para el ‘Long March 9’ (LM-9/CZ-9) de 10 metros de diámetro de la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial de China (CASC por sus siglas en inglés), que sería capaz de impulsar 50 toneladas a la órbita de transferencia lunar (LTO por sus siglas en inglés) de la Luna y se espera que vuele a principios de la década de 2030. Algunos analistas chinos especulan que los recursos financieros podrían estar yéndose del desarrollo de Long March-9 al nuevo SLV.

Justo antes de la exposición de Zhuhai, los funcionarios chinos que hablaron en la Quinta Conferencia Espacial Tripulada en Beijing el 23 de octubre, comenzaron a revelar un esfuerzo para acelerar el camino de China hacia la Luna, principalmente reorientando sus esfuerzos hacia un nuevo SLV más pequeño de 5 metros de diámetro con solo 25 toneladas de capacidad LTO, capaz de ser completado a principios de 2020.

En la feria de Zhuhai se presentó un nuevo modelo de SLV sin nombre, que explotaría la tecnología china existente de motores de combustible líquido y la tecnología de cohetes del ‘Long March-5’, de 5 metros de diámetro. Pero los informes chinos señalan que también incorporará algunos avances tecnológicos que se sabe fueron desarrollados por SpaceX, como el sobreenfriamiento del oxígeno líquido para aumentar la capacidad de transporte y el uso de tanques de combustible de estructura compuesta y peso más ligero. En Zhuhai, un funcionario de CASC señaló que las tecnologías clave podrían estar listas para 2019, lo que significa que la SLV podría estar lista para principios o mediados de 2020.

China también mostró un modelo parcial de una nueva cápsula espacial tripulada, aprobada para su desarrollo en 2014, que se espera sea la principal nave espacial tripulada de China que llegue a la Luna. Se construirá en dos versiones, una de 14 toneladas para misiones en órbita terrestre baja y otra de 20 toneladas para misiones de transporte lunar. Llevará de cuatro a seis pasajeros, en comparación con los tres que lleva la actual cápsula espacial de Shenzhou. También se reveló en la conferencia del 23 de octubre que China puede construir su propio “Portal” -como la pequeña estación espacial Cis-Lunar- y desarrollar un vehículo de alunizaje.

Módulo central de la Estación Espacial en exhibición

Por primera vez, en la feria de Zhuhai de este año, China mostró una réplica a tamaño real del módulo central de su futura estación espacial, llamada “Tianhe”, que podría ser lanzada en 2020 por un nuevo SLV ‘Long March-5B’. Para 2022, Tianhe estará unida por dos módulos experimentales de 20 a 21 toneladas llamados “Wengtian” y “Mengtian”, lo que resultará en un peso operativo inicial de 60 a 80 toneladas. Se podrían añadir módulos adicionales, lo que elevaría el peso de la estación a 160-180 toneladas. Con su peso inicial, la estación espacial china podría albergar hasta tres pasajeros. China invitó a participantes internacionales, y el primer visitante puede ser un astronauta de Pakistán, en 2022.

Uno de los módulos experimentales de la estación espacial tiene un área que podría ser utilizada para colocar sistemas ópticos para observar el espacio profundo o la Tierra, lo que plantea la cuestión de cómo la estación espacial controlada por el EPL podría llevar a cabo misiones militares de “doble uso”. La estación espacial, según los planes actuales, irá acompañada de por una plataforma separada, volando en formación, que contendría telescopios de observación espacial, pero también otros instrumentos que podrían ser reemplazados por la estación espacial. Esta plataforma también puede ser utilizada para transportar cargas militares útiles.

Comentarios finales

La duodécima exposición de Zhuhai proporcionó cierta confirmación, China tiene la intención de acelerar sus esfuerzos para llegar a la Luna, esforzándose potencialmente por llegar allí más o menos en el mismo momento que Estados Unidos planea su regreso. El control de la Luna sería un objetivo importante para China, tanto para asegurar su acceso a los recursos lunares como para obtener la posición estratégica necesaria para negar el acceso a Estados Unidos y a otras democracias con actividades espaciales.

Algunas fuentes indican que el EPL está planeando activamente el conflicto en la Luna, y explotar militarmente la Luna para aumentar el control del EPL sobre el sistema Tierra-Luna. Ello ayudaría a la capacidad de China de prevalecer en los conflictos en la Tierra, al tiempo que permitiría a Beijing determinar qué países podrían beneficiarse de una futura economía espacial.

Rick Fisher es miembro senior del Centro Internacional de Evaluación y Estrategia y autor de “Modernización militar de China: Construyendo para el alcance regional y mundial”.

Descubre a continuación

El libro que está cambiando China liberando a los chinos del espectro comunista

 
 
 

La Casa Blanca y el Kremlin se critican mutuamente por el envío de bombarderos rusos a Venezuela

La Casa Blanca y el Kremlin se critican mutuamente por el envío de bombarderos rusos a Venezuela
Washington y Moscú intercambiaron insultos el 10 y 11 de diciembre después de que una flota de aviones ...
LEER MÁS >
 

“Soy la única sobreviviente en toda nuestra familia”, cuentan historias actuales de persecución en China

“Soy la única sobreviviente en toda nuestra familia”, cuentan historias actuales de persecución en China
WASHINGTON - Estas son las historias de tres practicantes de Falun Dafa que lograron sobrevivir a una brutal ...
LEER MÁS >
 

Tribunal en Londres investiga denuncias de sustracción de órganos en China

Tribunal en Londres investiga denuncias de sustracción de órganos en China
LONDRES, Reino Unido – Un tribunal del pueblo está examinando las pruebas que buscan demostrar que el régimen ...
LEER MÁS >
 

La Prisión Europea de las Naciones

La Prisión Europea de las Naciones
Opinión En 1977, un par de años después de que los votantes británicos decidieran “continuar” con su pertenencia ...
LEER MÁS >