El Gobierno canadiense se disculpa por rechazar en 1939 a 900 judíos alemanes

Por EFE

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, se disculpó hoy por la decisión del Gobierno de Canadá de denegar en mayo de 1939 la entrada en el país de un barco cargado con miles de refugiados, entre ellos 900 judíos alemanes.

El barco “St. Louis” fue obligado a regresar a Europa. Antes, Cuba y Estados Unidos habían negado el descenso de los pasajeros de la embarcación en su territorio.

De los 900 judíos que viajaban en él, 254 se refugiaron en Bélgica, Francia y Holanda, y fueron posteriormente asesinados por los nazis en 1940.

En la Cámara de los Comunes del Parlamento canadiense, Trudeau pidió hoy disculpas a los pasajeros del barco, sus familias y las comunidades judías de todo el mundo por la política antisemita de las autoridades de Canadá que provocó el rechazo del “St. Louis”.

Trudeau afirmó que espera que la disculpa, “que debería haberse realizado hace mucho” pueda servir para “sacar a la luz este doloroso capítulo de nuestra historia y garantizar que su lección sea olvidada”.

“Antisemitismo, xenofobia y odio no tienen lugar en este país, o en ninguna parte del mundo. Los recientes ataques contra la comunidad judía demuestran el trabajo que todavía tenemos que hacer. Siempre debemos resistir contra actitudes xenofóbicas y antisemitas y el odio en todas sus formas”, añadió Trudeau.

El primer ministro canadiense aseguró que, antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial en septiembre de 1939, el líder alemán Adolf Hitler contempló que el mundo era “indiferente al sufrimiento de los refugiados judíos”.

Hitler “vio cómo rechazamos sus visados, ignoramos sus cartas y les negamos la entrada”, explicó Trudeau.

“La memoria del “St. Louis” recuerda lo mucho que hemos cambiado desde 1939 y reaviva nuestro compromiso para luchar contra el antisemitismo”, afirmó por su parte el ministro de Patrimonio y Multiculturalismo de Canadá, Pablo Rodríguez.

A continuación

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal. Memorias de un esclavo del comunismo es el viaje de un hombre que busca revelar lo que cree que lo ha mantenido a él y a su pueblo como rehenes durante demasiado tiempo.

 
 
 

El régimen venezolano está adoptando un sistema de control social ‘Made in China’ del gigante de telecomunicaciones ZTE

El régimen venezolano está adoptando un sistema de control social ‘Made in China’ del gigante de telecomunicaciones ZTE
Con el propósito de ejercer cada vez más el control sobre la población venezolana, el régimen de Nicolás ...
LEER MÁS >
 

Estudiantes comparten cómo la danza china les ayuda a reconectarse con su cultura

Estudiantes comparten cómo la danza china les ayuda a reconectarse con su cultura
La 8º Competencia Internacional de Danza Clásica China, organizada por New Tang Dynasty (NTD), atrajo a más de ...
LEER MÁS >
 

¿Transformarán a China las políticas comerciales de Trump?

¿Transformarán a China las políticas comerciales de Trump?
Opinión ¿Acaso las nuevas y estrictas políticas comerciales del presidente Donald Trump harán pedazos los sueños del régimen ...
LEER MÁS >
 

El muro de Berlín y el hogar cárcel del comunismo

El muro de Berlín y el hogar cárcel del comunismo
Por casi 30 años, el Muro de Berlín simbolizó la lucha entre la democracia de Occidente y la ...
LEER MÁS >