Famoso jugador de rugby queda paralizado, pero el amor y el cuidado de su novia hacen milagros

Por La Gran Época

Después de un accidente fatal, la estrella del rugby Ed Jackson sufrió una parálisis que puso en peligro su vida. Milagrosamente, comenzó a caminar a los 100 días después de la tragedia con la ayuda de su prometida.

La estrella galesa del rugby regional, Ed Jackson, apenas podía mover su cuerpo por debajo del cuello, luego que su cabeza golpeara con el  borde de la piscina de un amigo durante una fiesta.

“Después de golpearme la cabeza, en la parte de la nuca, me di cuenta que no podía nadar porque perdí el movimiento de mis piernas y la fuerza de mis brazos”, escribió Ed en un publicación de Facebook.

Afortunadamente, su amigo Daffyd y su padre, un médico retirado, saltaron a la acción y lo sacaron de la piscina y lo llevaron enseguida al hospital.

“En la cirugía me quitaron el disco destrozado, reubicaron mis vértebras y las fijaron en su lugar con una placa de metal”, explicó Ed.

Cuando se despertó en la Unidad de Cuidados Intensivos, no tenía sensibilidad desde el cuello hacia abajo. Apenas podía moverse, excepto por el movimiento limitado de su brazo derecho.

Desde entonces, Ed pasó 11 semanas en tres hospitales diferentes antes que se le permitiera regresar a casa.

Durante esas dolorosas semanas de rehabilitación, contó con el apoyo de su familia, amigos y en particular de su prometida, Lois Rideout.

“Mi prometida Lois es una santa, vino todos los días. Ella es mi fisioterapeuta privada, porque estuvo presente en todas las sesiones”, dijo Ed a BBC News.

Al principio, Lois estaba aterrorizada al ver a Ed “acostado atado a la cama con alambres y tubos sobresaliendo”, según su publicación de Instagram .

Lloró un rato pero pensó que tenía que ser fuerte frente a Ed.

“Siempre fue una persona tan positiva y fuerte”, escribió. Pero cuando Ed estaba solo con Lois, se desmoronaba.

“Lo siento mucho, Lois, no puedes quedarte conmigo así”, le decía.

Al escuchar esto, Lois le decía “que se callara y que no se molestara”, ya que pasarían juntos esta prueba. Estaba decidida a quedarse con él hasta el final.

Inmediatamente después de la afirmación de Lois, él lloró y calmó su corazón.

“No importa lo que pase ahora, estamos juntos y estamos sonriendo”, agregó Lois.

La pareja de enamorados planeó casarse para consolidar su amor.

“Mi vida cambió por completo, pero estoy entusiasmado con lo que me depara el futuro. No estoy asustando”, aseguró Ed.

“El tiempo dirá hasta dónde me puedo recuperar”, agregó.

Por cierto, 100 días después del accidente, Ed compartió un video en Facebook de él caminando con la ayuda de Lois. ¡Se recuperó por completo!

Mira el video a continuación:

Esta niña supera leucemia y conoce a su donante en un emocionante encuentro

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

 
 
 

BID cancela su asamblea anual en China en protesta por no conceder el visado a representante de Guaidó

BID cancela su asamblea anual en China en protesta por no conceder el visado a representante de Guaidó
EE.UU., accionista mayoritario del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), hizo valer su peso para anular la asamblea anual ...
LEER MÁS >
 

Dueños de autos Audi hechos en China afirman que material tóxico les causó leucemia

Dueños de autos Audi hechos en China afirman que material tóxico les causó leucemia
Seis ciudadanos chinos recientemente afirmaron públicamente que un importante fabricante chino de automóviles utilizó materiales tóxicos en sus piezas ...
LEER MÁS >
 

Cantando con amor: Entrevista a Andrea Bocelli

Cantando con amor: Entrevista a Andrea Bocelli
Andrea Bocelli regresó al escenario de La Ópera Metropolitana por primera vez en siete años el 10 y ...
LEER MÁS >
 

Tortura psicológica: las peores cicatrices están en la mente

Tortura psicológica: las peores cicatrices están en la mente
Nota del editor: La Gran Época publica una serie de artículos que exponen el uso de la tortura ...
LEER MÁS >